Preguntas Frecuentes



Preguntas generales

El tiempo de vida efectivo de la lámina variará según la propia lámina en sí. Depende del tipo de cristal, la orientación de este y la localización geográfica del edificio. La duración máxima de una lámina está entre 12 y 20 años como caso extremo. No obstante, este último valor no debe ser considerado como el estándar de vida de la lámina. Todas las láminas solares de Laminotech©, tanto para uso en residencias privadas como en locales, tiene una garantía de 3-10 años.

No, como en cualquier artículo que se ofrece en el mercado, la garantía son los años que el fabricante garantiza su durabilidad, siempre y cuando se cumplan los requisitos de mantenimiento de ésta. La vida útil suele ser superior a la garantía, salvo en ocasiones extremas.

No, una lámina de interior instalada por exterior no está preparada para la intemperie. Se desmetalizará y deteriorará por las inclemencias meteorológicas en un período muy corto.

Siempre debes instalar una lámina especialmente apropiada para el exterior.

La silicona sella la lámina perimetralmente y evita que se corroa por la intemperie. Prolonga la vida útil de la lámina, y es esencial para la garantía que ofrece el fabricante.

Siempre que lo indiquemos, ya sea una lámina de exterior o de interior, se debe sellar para garantizar la durabilidad y garantía.

No se puede, las láminas están diseñadas específicamente para superficies acristaladas. Si la instala en una superficie distinta, acabarán saliendo burbujas y se despegará.

Para superficies de metacrilato, policarbonato o plástico liso, deberá utilizar láminas para policarbonatos.

Para poder instalar una lámina en un cristal curvado, la lámina debe ser termoformada de forma que coja la forma del cristal. Es lo mismo que ocurre en las láminas específicas para el tintado de vehículos.

Las láminas solares para edificios o arquitectura en general no están preparadas para ser termoformadas; éstas se arrugan y no cogen la forma. Por tanto, no son apropiadas para cristales curvos.

Puede optar por la Laca Solar, siempre que no se requiera visibilidad óptica, ya que ésta confiere un color blanquecino translúcido. Esta laca está especialmente recomendada para claraboyas con curvatura que se encuentran en los tejados de las naves.

En el caso de que una de las dimensiones del cristal supere el ancho de la lámina, se debe realizar una unión de láminas. La unión no debe superponerse (como es el caso de los vinilos) sino que debe ir una junto a la otra a una distancia de aprox. 1 mm.

Nuestros instaladores realizan un buen trabajo para que esta unión sea lo menos visible posible, y, en caso de ser una lámina suave o transparente, esta pasará prácticamente inadvertida. Si bien, para un ojo crítico, siempre se va a notar algo.

Como parte normal del proceso de secado de la lámina, es posible que pequeñas burbujas de agua aparezcan durante los días subsiguientes. Éstas irán desapareciendo cuando el adhesivo de la lámina se haya polimerizado al cristal y la humedad haya desaparecido. Se calculan hasta 6 semanas en invierno, pero puede llevar más tiempo dependiendo de la lámina y la climatología de la región. Estas burbujas no se pueden tocar ni explotar en ninguna circunstancia.

Muy a menudo, las burbujas saldrán unas horas después de que el instalador haya realizado la instalación. Esto es normal, la humedad de la lámina está saliendo, y como efecto de ello, se están produciendo estas burbujas. Una vez más, no hay que preocuparse. Sólo se debe esperar y seguir las instrucciones de secado y limpieza de la lámina.

Las láminas deben pegarse realmente al cristal antes de que las puedas humedecer y ejercer una fuerza mecánica de limpieza y movimiento, ya sea con un paño o una pluma limpia-cristal. Si no dejamos pasar suficiente tiempo para que el adhesivo agarre bien, la lámina se moverá de su lugar, y se producirán arrugas indeseadas. La recomendación de nuestros fabricantes es de aproximadamente 30 días. Además no recomendamos utilizar manguera con agua a presión, como es muy habitual en las empresas de alimentación.

Nota: Si la limpieza del cristal es imprescindible, dejar pasar al menos 72 horas, y realizar la limpieza con un trapo húmedo y con movimientos muy suaves. En ningún caso, reinstalaremos sin cargo una lámina que haya sufrido desperfectos por esta acción.

Limpiar las ventanas después de la aplicación de la lámina no exige ningún esfuerzo adicional, tan solo se deben tener en cuenta algunas precauciones básicas:

  • Utilice un paño suave, o bien una esponja sintética no abrasiva.
  • Puede utilizar cualquier solución limpiadora, siempre que no contenga productos abrasivos.
  • Al finalizar, utilice un paño de tela para secar la ventana.

Nota: Si la lámina es exterior, no pasar la esponja o paño hasta que se haya eliminado el polvo o arena de la lámina, usando para ello abundante cantidad de agua con jabón y un escurridor de goma.

El proceso de instalación es sencillo, pero se debe ser mañoso. Solemos compararlo con el forrado de libros con plástico adhesivo, pero a lo grande y con un sistema que te permita extraer las burbujas:

  • El primer paso es despejar la zona de la ventana para la instalación. Colocando paños sobre el suelo y protegiendo o moviendo los muebles cuando sea necesario.
  • Después, se limpia el cristal con productos de limpieza comunes. Se rasca el cristal para eliminar cualquier partícula extraña que esté adherida. El cristal debe estar siempre mojado para evitar arañarlo al rascar.
  • Se pulveriza agua jabonosa sobre el adhesivo de la lámina para colocarla frente al cristal. Con un aplicador especial se presiona la lámina contra el cristal para eliminar el exceso de agua jabonosa.
  • Se dividen los extremos de la lámina a la medida exacta del cristal. Se presionan los bordes con la rasqueta y se secan con un paño seco.

Para una explicación más extensa y visual, pincha aquí: Video explicativo de las instrucciones de instalación de una lámina.

Una vez pasado el proceso de secado de 30 días, la lámina queda muy adherida al cristal. Si bien, con las herramientas adecuadas, la lámina puede ser retirada, dejando intacto el cristal. La lámina que se ha retirado del cristal no se puede volver a reutilizar, salvo la gama electroestática.


Preguntas sobre láminas solares

Es una delgada película con claridad óptica de múltiples capas. Está recubierta por pulverización con metales duraderos tales como titanio, acero inoxidable, cobre, oro, plata, cromo, aluminio y otras aleaciones. Las diversas combinaciones de metales resultan en distintas capacidades de rendimiento y propiedades. Rechazan hasta el 82% de la energía solar (infrarrojos, resplandor de la luz visible y rayos UV–ultravioleta). La lámina aporta protección adicional, tanto de los efectos perjudiciales de la radiación solar como de los efectos secundarios de la rotura de cristales, a las personas y bienes situados tras las superficies acristaladas de los edificios.

Las láminas están compuestas por un substrato de poliéster al que se aplica una capa resistente a la abrasión y rayado, en un lado, y, por el otro, se aplica una capa adhesiva con un protector que se retira en el momento de su aplicación sobre el cristal. El adhesivo utilizado es una sustancia transparente y de poca adherencia inicial, que se activa en contacto con el agua, formando una unión perfecta entre el cristal y la lámina durante la instalación. Este adhesivo establece un vínculo fuerte entre cristal y lámina, al tiempo que proporciona transparencia y longevidad a la instalación.

Hay 4 ventajas principales que una lámina solar ofrece:

  • Eliminar hasta el 86% del calor: Consigue ahorro energético.
  • También puede eliminar hasta el 90% del reflejo por exceso de luz visible: Consigue confort óptico.
  • Filtra el 99% de los rayos ultravioleta: Evita la decoloración de la materia.
  • Proporcionar una mayor seguridad al cristal: Resistencia desde 25kg/mm2.

Lo primero que debes comprobar en la elección de una lámina solar, es el tipo de cristal que tienes. No todas las láminas son compatibles para instalar en cualquier cristal.

La lámina está rechazando una parte de la radicación al exterior, absorbiendo otra parte y transmitiendo otra parte al interior. Si instalado una lámina no adecuada, el cristal absorbería demasiado calor y por tensión térmica podría llegar a romper el cristal.

  • Vidrio Monolítico: es el vidrio común y se le denomina “recocido” o float
  • Vidrio Templado: es un tipo de vidrio de seguridad, procesado por tratamientos térmicos o químicos, para aumentar su resistencia en comparación con el vidrio normal. Esto se logra poniendo las superficies exteriores en compresión y las superficies internas en tracción. Tales tensiones hacen que el vidrio, cuando se rompe, se desmenuce en trozos pequeños granulares en lugar de astillar en grandes fragmentos dentados. Los trozos granulares tienen menos probabilidades de causar lesiones.
  • Vidrio Laminado: consiste en la unión de varias láminas de vidrio de cualquier grosor, mediante películas intermedias realizadas con materiales plásticos translúcidos. Su propiedad más destacable es que, en caso de fractura, la película de material plástico evita que se desprendan fragmentos de vidrio, mejorando considerablemente su comportamiento mecánico en caso de impacto y evitando el peligro que conlleva la proyección de las astillas de vidrio.
  • Vidrio Doble con Cámara de Aire – DVH: una unidad de vidrio aislante (UVA), también llamado acristalamiento múltiple o acristalamiento con cámara, es un acristalamiento formado por dos o más láminas de vidrio sin contacto directo entre ellas, dispuestas paralelamente y formando una sola unidad.
  • Vidrio Tintado: es un vidrio coloreado para reducir los efectos de la radiación solar (infrarroja y ultravioleta). El tintado aporta una disminución del calor transferido hacia el interior y asimismo mantiene un elevado nivel de transmisión luminosa. El vidrio tintado se obtiene mediante la incorporación de agentes colorantes ( óxidos metálicos, hierro, cobalto, selenio ) a la mezcla fundida.
  • Vidrio de Control Solar de Baja Emisividad (Low-E): Vidrio de Baja Irradiación o Low E es un vidrio desarrollado para reducir las pérdidas de calor desde el interior. Los vidrios bajo emisivos se han desarrollado gracias a tratamientos a base de una capa metálica neutra (vidrios de capa) con un alto contenido en plata y otros óxidos metálicos, que mejoran sus prestaciones en el campo del aislamiento térmico. Estos tratamientos se pueden aplicar a cualquier tipo de cristal, ya sea cámara, laminado o templado.

La mejor manera de saber el tipo de cristal que tiene es consultar en la memoria de construcción, o la factura o industrial que instaló los cristales. Otra opción es buscar el sello que tiene el cristal, que normalmente está en la esquina, o inscrita en la tira metálica en el interior del cristal (lo cuál ya nos indica que es un cristal con cámara). Una vez hecho esto, podemos buscar la marca y/o tipo en internet, o bien contactar al fabricante para que nos ayude.

Si no logras averiguarlo, opta por una lámina de instalación exterior que sea compatible con cualquier tipo de cristal cuyas dimensiones sean inferiores a 2,5 m2, para reducir el riesgo lo mínimo posible, o bien opta por una lámina en formato de Estor Solar.

En el caso de que su cristal no sea compatible con la lámina que desea, tiene las siguientes opciones:

Opción A: Puede reducir la intensidad de la lámina, eligiendo dentro de la misma gama una con menor rechazo solar. Ejemplo:

  1. Paso 1: Compruebo que mi cristal es de cámara con cristales no laminados que no supera los 2,5 m2.
  2. Lámina que deseo instalar: Platinum 80 VT. Compruebo, y me indica precaución.
  3. Escojo otra lámina dentro de su gama que tenga menor rechazo solar: Platinum 70 MT / Platinum 50 ST, compatible con el cristal que tengo.

Opción B: Optar por su homóloga de exterior. Ejemplo:

  1. Paso 1: Compruebo que mi cristal es de cámara con cristales no laminados que no supera los 2,5 m2.
  2. Lámina que deseo instalar: Platinum 80 VT. Compruebo, y me indica precaución.
  3. Escojo otra lámina dentro de su gama, pero de instalación exterior: Platinum 80 VTX compatible con el cristal que tengo.

Opción C: Optar por la opción de lámina solar Multi Window 65 ST –compatible con la mayoría de cristales. Ejemplo:

  1. Paso 1: Compruebo que mi cristal es de cámara con cristales no laminados que no supera los 2,5 m2.
  2. Lámina que quiero instalar: Platinum 80 VT. Compruebo, y me indica precaución.
  3. Escojo la lámina Multiwindow 65 ST, compatible con mi cristal.

Opción D: Optar por la opción de lámina solar en formato de estor solar enrollable. Ejemplo:

  1. Paso 1: Compruebo que mi cristal es de cámara con cristales no laminados que no supera los 2,5 m2.
  2. Lámina que quiero instalar: Platinum 80 VT. Compruebo, y me indica precaución.
  3. Escojo la opción de lámina en formato de estor solar enrollable.

La lámina solar funciona rechazando una parte de la radicación al exterior, absorbiendo otra parte y transmitiendo otra parte de la radiación al interior. Al instalar una lámina por la cara interna del cristal, la lámina está absorbiendo parte de este calor. Por tanto, si me acerco al cristal, notaré que está caliente. Parte de esta energía saldrá reflejada, y parte se transmitirá finalmente al interior. Siempre debe comprobarse que la lámina solar es compatible con el cristal, ya que, de no ser compatible, no aguantaría demasiado calor y por tensión térmica podría llegar a romper el cristal.

La gama solar metalizada espejada es la que mayor rechazo solar proporciona de todas las gamas que disponemos (entre 80-86% de rechazo solar), con reducciones de temperatura entre 4 y 9 grados, según intensidades o modelos. Especialmente y, si es posible, elegir un modelo de instalación exterior, ya que rechaza el calor antes de penetrar, con lo que su eficacia es mayor que la gama de instalación por interior.

Aquí nuestra recomendación:

Te recomendamos la lámina Silver 70 MT (Interior) o la Platinum 270 MTX (Exterior). Estas láminas tienen un buen equilibrio de rechazo solar con importante entrada de luz natural. No olvides comprobar la compatibilidad con el cristal.

Sabemos que las láminas solares que más rechazan el calor son aquellas que están fuertemente metalizadas, ya sean plata, bronce, oro, etc…

Si bien, ya sea por estética del edificio, por requisitos técnicos, por no poder modificar la fachada, o por cuestiones de gusto, hay veces, que se requiere una lámina solar que no sea espejada. En estos casos, debemos priorizar la estética reduciendo en cierta medida la eficacia térmica.

Pero, siempre va a ser mucho más eficaz que no poner nada, y en estos casos, podemos optar por:

  1. La gama menos intensa de las Metalizadas. Dependiendo de si, por cuestiones de compatibilidad del cristal, se requiere de instalación interior u exterior, optaríamos, de mayor a menor intensidad, por: Platinum 60 / Platinum 50 / Platinum 45/ Platinum 44
  2. La gama Neutral. Acabado color ahumado con sus diferentes intensidades: Neutral 75 / Neutral 65 STX / Neutral 50 STX.
  3. La gama de Espectro Selectivo con sus diferentes intensidades: Selective 33 ST / Selective 40 UT / Selective 30 UT / Selective 22 STX. Esta gama es también llamada Solar Inteligente, ya que no modifica prácticamente la tonalidad del cristal. Selectivamente, deja pasar la luz natural y rechaza el espectro del calor (Infrarrojo.)

Las láminas solares permiten visibilidad con claridad óptica hacia el exterior. Nos gusta compararlo con unas gafas de sol, a lo grande. La lente queda ligeramente tintada, pero permite total visibilidad al exterior como si de una lente de sol se tratase.

Hay diferentes intensidades de metalización y oscurecimiento de la lámina. Debes priorizar lo que sea más importante para ti y escoger valorando el rechazo solar (la cantidad de calor que rechaza) y su correspondiente reducción o pérdida de luminosidad.

Como orientación, una lámina con un buen equilibrio sería un 70% de Rechazo Solar y 10% de Reducción de Luminosidad.

Las láminas solares Chrome, Silver y Platinum pertenecen a la gama metalizada espejada. Esta es la gama que mejor funciona para rechazar el calor.

En relación con sus propiedades térmicas, se pueden observar pequeñas variaciones entre ellas. Pero a nivel de apariencia, las Silver son más espejadas que las Platinum y las Chrome, que son muy similares.

Sin embargo, la mayor diferencia está en la calidad del producto en cuanto a su durabilidad, lo que se refleja en la garantía del producto:

  • Chrome: 7 años de garantía
  • Silver: 10 años de garantía
  • Platinum: 12 años de garantía

La lámina Platinum 50 ST es perfecta si no quieres prácticamente modificar la tonalidad del cristal. No vas a notar que está instalada, sólo notarás un ligero reflejo.

Esta lámina solar tiene un rechazo del 58%, que se traduce en una reducción aproximada de 2-4 grados de temperatura en verano. Si con esto es suficiente, sería perfecta.

Si necesitas reducir más la temperatura, tendrías que optar por la lámina Platinum 70 MT, que tiene una tonalidad espejada moderada, pero la reducción de calor es superior: 4-6 grados. No es un espejado muy molesto ni altamente reflectante, pero sí varía la tonalidad al exterior y se nota más el reflejo plata.

Dependiendo de lo que se quiera primar, se escogería una opción u otra.

En este caso, debemos instalar una lámina específica para este tipo de soportes. Si instalas una lámina corriente, el gas que despide el metacrilato/policarbonato producirá burbujas y la lámina se acabará levantando.

Para superficies de metacrilato, policarbonato o plástico liso, deberá utilizar láminas para policarbonatos.

La lámina Efecto Espejo es un tipo de lámina solar metalizada con plata, por sus propiedades de aislamiento térmico, además de sus propiedades para conferir al cristal un efecto espejado. Recuérdese que la plata es utilizada, entre sus muchas utilidades, en la fabricación del conocido “papel de plata” para mantener la temperatura fría o caliente en productos alimenticios, pero también en la fabricación de espejos durante mucho tiempo. Así que son propiedades que van de la mano.

Por tanto, al tratarse de láminas metalizadas con plata, siempre van a tener propiedades térmicas y espejadas. No existen láminas efecto espejo sólo con fines estéticos. Es por eso, que, aunque sólo busquemos fines estéticos, si la lámina va a estar expuesta a la radicación solar, debemos también comprobar la compatibilidad con el cristal.

No, la lámina efecto espejo es un tipo de lámina que juega con el contraste de luz. Por el día, el sol hace que la luz sea más intensa al exterior que al interior, creando la cara espejada por el exterior. Pero durante la noche, cuando la iluminación interior es superior a la exterior, se hará el efecto contrario, generándose la cara espejada al interior y la cara con visibilidad desde el exterior.

Esto es así porque la lámina espejo juega con el contraste de luz, cambiando sus propiedades dependiendo de la intensidad de la luz que incide sobre el cristal.

Para tener intimidad nocturna, necesitas instalar una lámina espejada (Interior o Exterior, según su compatibilidad con el cristal), y colocar un foco de luz exterior de forma que sea más potente que la luz interior.

  1. Espejo 90 VT | Interior: Reduce el efecto espejado nocturno al estar tintada por la cara interna.
  2. Espejo 90 VTX | Exterior: Reduce el efecto espejado nocturno, al ser dual y estar tintada por la cara interna. Esta sería nuestra referencia recomendada. Durante el día, te hará un efecto espejo intenso permitiendo visibilidad desde el interior. Durante la noche, su efecto DUAL mejora el efecto contrario espejado nocturno, si se tiene una luz muy tenue al interior, o especialmente, si se refuerza con un foco exterior.

La lámina espejo es un tipo de lámina que permite ver sin ser visto, pero jugando con el contraste de luz. En un interior con la misma intensidad de luz en ambos ambientes, no conseguirás el efecto “espejo espía”, ya que ambas caras tienen la misma cantidad de luz y se verán igual.

Te recomendamos la instalación de nuestra lámina Espejo 90 VT de Interior y la colocación de una fuente de luz al exterior, de forma que sea más fuerte que la del espacio desde donde quieres tener la visión.

En nuestra gama de Láminas Espejo de Laminotech recomendamos dos intensidades, según el grado de intimidad que desees, y dos modalidades de instalación por interior y exterior, según el tipo de cristal que tenga la ventana.

Cuánto más espejada, más metalización tiene y más intensidad tendrá. Si bien, existe una proporción inversa entre la intensidad y la entrada de luz natural.

  1. Espejo 80 MT | Interior
  2. Platinum 80 VTX | Exterior
  3. Espejo 90 VT | Interior: Reduce el efecto espejado nocturno al estar tintada por la cara interna.
  4. Espejo 90 VTX | Exterior: Reduce la visibilidad nocturna desde el exterior, al estar tintada por dentro. Esta es nuestra referencia recomendada. Durante el día, crea un efecto espejo intenso, ofreciendo intimidad en el interior. Durante la noche, su propiedad DUAL mejora el efecto espejado nocturno, si se tiene una luz muy tenue al interior, o especialmente, si se refuerza con un foco exterior.

Sí, en estos casos, disponemos de una lámina fuertemente espejada que se aplica sobre un cristal existente para reflejar la figura de las personas en lugar de permitir la visibilidad a través del cristal existente. Solicita nuestra lámina Silver 99 VT.

Por supuesto, en este caso, le recomendamos nuestras láminas solares con capacidades especiales para reducir el deslumbramiento. Estas láminas van a reducir la entrada de luz como si de unas gafas de sol se tratase.

En estos casos, debe fijarse en que el porcentaje de reducción de deslumbramiento de la lámina sea superior al 80%.

Cualquiera de estas láminas van a reducir el problema de deslumbramiento: https://www.laminotech.com/categoria-producto/laminas-de-proteccion-solar/laminas-para-deslumbramiento/

Si bien, nuestras láminas recomendadas son:

Esto no es posible. Para reducir la entrada de luz, debemos en cierta medida opacar el cristal, como si de unas gafas de sol se tratase. Para que sean realmente efectivas, las láminas deben reducir la entrada de luz, al menos, un 80%. Cualquier otra alternativa de menor intensidad reducirá el problema correlativamente, en menor medida.

Si lo que no le gusta es el acabado altamente espejado, puede optar por la gama Neutral, como la Neutral 75 ST de color ahumado. No olvide verificar la compatibilidad de la lámina; especialmente esta gama tiene mucha absorción, y lo más probable es que tenga que optar por la exterior Neutral 275 STX.

Nada evita por completo la decoloración. Las láminas especiales antidecoloración están diseñadas para ayudar a reducir las principales causas (luz ultravioleta, luz visible y calor solar), prolongando la vida de los artículos expuestos, textiles o mobiliario, de 2 a 5 veces más. Por norma general, los rayos ultravioletas (UV) representan aproximadamente el 40% de la causa; la luz visible un 25%, y el calor un 25%. El restante 10% puede ser por humedad, polución o luz interior.

Instalar una lámina anti-decoloración retrasa el efecto y prolonga la vida de exposición; además, debe tener en cuenta los otros agentes que afectan, prestar atención en tener el espacio ventilado y utilizar luces frías tipo Led, especialmente en el caso de escaparates o museos.

Nuestras láminas anti-decoloración o anti-UV filtran hasta el 99,5% de los rayos UV, al mismo tiempo que permiten una alta transmisión de la luz visible al interior. De esta manera, evitan la decoloración de los artículos expuestos en los escaparates, permitiendo la entrada de luz y total visibilidad de la mercancía expuesta.

Podemos resumir que en la elección de una lámina antidecoloración se deben tener en cuenta sobre todo estos dos parámetros para medir la eficiencia: El porcentaje de rechazo de UV y de TSER o calor. Cuanto más rechazo tengan estos dos parámetros, más eficiente será la lámina.

Recomendamos como mínimo la lámina Neutral 40 con 99% de rechazo UV y 42% de rechazo solar

Los rayos ultravioletas y los rayos infrarrojos son en mayor medida los responsables de la decoloración de los productos expuestos al sol. Nuestras láminas anti-decoloración incorporan inhibidores de rayos ultravioleta, que filtran hasta un 99,5% de los rayos UV (380 nanómetros) y, a su vez, rechazan hasta el 80% de los rayos IR o infrarrojos, que, junto con la luz visible, conforman el resto del espectro de la radiación solar, evitando así también el incremento de la temperatura. De esta manera, nuestras láminas, le protegerán de los tres mayores daños solares: la radiación ultravioleta, la luz solar y el calor.

Cabe aclarar, que la lámina Anti-UV totalmente transparente tienen menor rechazo solar, 14% de Total Energía Rechazada (TSER), que las láminas de alta gama de Espectro Selectivo, que pueden alcanzar hasta el 60% (TSER). Si bien, para alcanzar esta proporción y ser técnicamente superiores, estas láminas están ligeramente tintadas. La tonalidad es muy ligera y no afecta la visibilidad del escaparate, con lo que la mercancía se verá perfectamente bien, y la eficiencia de la lámina será muy superior.

Para reducir el calor del escaparate, deberá optar por la gama Selective de Espectro Selectivo (Selectivamente rechaza el espectro de Radiación Infrarroja, permitiendo la entrada de Luz Visible).

No tenemos ninguna referencia específica en nuestro catálogo que sea antirreflejos para evitar los reflejos que se producen en escaparates o en cualquier otro cristal.

Suele ser un malentendido común, al ver nuestras láminas anti-deslumbramiento, pensar que sirven para evitar los reflejos de un escaparate.

Las láminas anti-deslumbramiento son altamente espejadas. Actúan como gafas de sol. Reducen el exceso de luz que entra por el cristal y evitan el deslumbramiento en la visión o en las pantallas. Pero no sirven para evitar reflejos en el escaparate, ya que no permitirán ver el interior de escaparate.

El reflejo del cristal se está produciendo porque el alto contraste de luz interior y exterior. Para reducir el reflejo le recomendamos incrementar la iluminación interior. Esto hará que no haya tanto contraste con el exterior y reducirá los reflejos.

No tenemos ninguna referencia específica en nuestro catálogo que sea antirreflejos. Esto es, para evitar los reflejos que se producen en escaparates o en cualquier otro cristal y que impiden ver la imagen proyectada de un TV.

Suele ser un malentendido común, al ver nuestras láminas anti-deslumbramiento, pensar que sirven para evitar los reflejos de un escaparate.

El reflejo del cristal se está produciendo porque hay un alto contraste de luz interior y exterior. Para reducir el reflejo recomendamos incrementar la iluminación interior. Esto hará que no haya tanto contraste con el exterior y reducirá así los reflejos.

Si esto no lo resuelve, hay cristales en el mercado especiales para evitar los reflejos en el escaparate. Consulte con un cristalero.

Las láminas térmicas o de baja emisividad actúan de la misma manera que el resto de las láminas de control solar. Además ofrecen el beneficio adicional de evitar la pérdida de calor en invierno. La construcción patentada de estas láminas permite que su revestimiento de metal refleje el calor del interior de nuevo hacia dentro cuando es necesario. Ayudan a reducir los costes de calefacción, especialmente en edificios comerciales. También están protegidas por una capa resistente a la abrasión (patentado) que aporta durabilidad y conserva su apariencia.


Sección de láminas de seguridad

La película de seguridad está compuesta de poliéster metalizado o transparente de excelente calidad óptica e increíblemente resistente. El producto se aplica para brindar protección contra los cristales rotos despedidos por un impacto. Cuando se rompe el vidrio debido a accidentes, desastres naturales, vandalismo o explosiones, la composición flexible de la película y el adhesivo de contacto de montaje ayudan a mantener los fragmentos de vidrio en la película. Esto reduce la posibilidad de que se produzcan lesiones corporales y daños materiales, y además retrasan la intrusión de agresores.

Nuestras láminas cumplen con la normativa de cristales de seguridad en empresas de la industria agroalimentaria.

Nuestros modelos Secure 100 ST / Secure 100 LT son láminas de 100 micras anti-fragmentos con las que podrá hacer frente a los requisitos de estándares que requieren las auditorías de grandes superficies en la Implantación de Sistemas de Seguridad Alimentaria: International Featured Standard (IFS) e Implantación de Sistemas de Análisis de Peligros y Puntos de Control Crítico (APPCC).

Esta normativa pretende evitar que roturas accidentales del cristal, en las proximidades de alimentos bajo proceso, pudieran afectar a los mismos y causar ingestas de cristal al consumidor final. Su objetivo es también evitar los daños producidos a los propios operarios.

A petición del cliente, se expide un documento personalizado junto con la ficha técnica. En él se menciona la lámina que se ha suministrado y, en su caso, instalado en las zonas pertinentes, y que cumple con las normativas de Clasificación 2B2. Conforme con la Normativa EN 12600 relativa a la resistencia al impacto, requerida en la inspección.

En el caso de un cristal monolítico (sencillo), el cristal quedará adherido a la lámina y no sería necesario instalarla por ambas caras del cristal.

En el caso de un cristal de cámara o laminado, debemos saber que el cristal quedará adherido en la cara dónde estamos instalando la lámina. Debemos tener en cuenta esto para determinar si protegemos ambas caras o sólo la cara dónde podría ser afectada.

Contamos con una gama extensa de láminas de seguridad que van desde 100 hasta 500 micras. Cuantas más micras tenga la lámina, más resistencia a la rotura y más seguridad confiere.

Si trata de evitar lesiones por rotura accidental de cristal, ya sea en una vivienda, negocio o en una fábrica de alimentación, la lámina de 100 micras refuerza suficientemente el cristal, y se considera apropiada. Ver modelos Secure 100 LT / Secure 100 ST.

Lamentablemente, no podemos garantizar que los cristales se vuelvan impenetrables con la instalación de una lámina de seguridad antivandálica. Si bien, la resistencia que ofrece el vidrio que hemos laminado es muy superior a la del cristal original. Podríamos decir que hemos convertido un cristal sencillo en un cristal de seguridad. Las láminas antivandálicas evitan que los cristales rompan tras el primer impacto. El agresor va a necesitar fuerza y una repetición del impacto muy superior y, en muchos casos, consigue sólo un agujero desde donde no va a poder penetrar completamente con su cuerpo. En este lapso, hay más margen de reacción para el aviso a la policía, o la alerta ante el ruido de cualquier vecino o persona que se encuentre próxima.

Aquí puede encontrar nuestra gama de Láminas de Seguridad Antivandálicas: https://www.laminotech.com/categoria-producto/laminas-de-seguridad-para-cristales/laminas-antivandalismo/

Puede instalar una de nuestras láminas de seguridad para cumplir con la normativa requerida. En nuestro folleto encontrará un resumen de las normativas que cumplen cada una de nuestras láminas, y así escoger la que corresponda. Enlace a folleto PDF de Láminas de Seguridad.