Instrucciones deSecado y limpieza


Durante el proceso de secado

IMPORTANTE: No tocar la lámina recien instalada ni limpiar los cristales hasta pasados 30 días.

IMPORTANTE: La instalación, especialmente en exterior, no se realiza en un espacio hermético. Inevitablemente, se adhieren pequeñas piedrecillas, motas de polvo o pequeñas partículas que deberán ser aceptadas como algo normal.

Como parte normal del proceso de secado de la lámina, es posible que pequeñas burbujas de agua aparezcan durante los días siguientes. Éstas irán desapareciendo cuando el adhesivo de la lámina se haya polimerizado al cristal y la humedad haya desaparecido; se calculan hasta 6 semanas en invierno, pero puede llevar más tiempo dependiendo de la lámina y la climatología de la región. Estas burbujas no se pueden tocar ni explotar bajo ninguna circunstancia.

Limpieza y Mantenimiento: Usar un limpiador jabonoso que no contenga abrasivos. Usar más agua que la que se usa para limpiar un cristal sin lámina. Rociar el cristal con agua jabonosa, utilizar un paño o esponja suave y un escurridor de goma para retirar el agua. Si la lámina es exterior, no pasar la esponja o paño hasta que se haya eliminado el polvo y arena de la lámina; usar para ello grandes cantidades de agua jabonosa y el escurridor de goma.